Loading
Loading

El Brexit y Trump comienzan el 2017 con una desaceleración económica

El Brexit y Trump comienzan el 2017 con una desaceleración económica

2016 acabó con un renovado crecimiento de la actividad económica en el Reino Unido, Estados Unidos y la Eurozona. Un nivel de crecimiento inesperado, especialmente en el caso británico donde la confirmación del Brexit vaticinaba una desaceleración económica importante. La elección de Trump, con sus promesas expansivas fiscales, generó un alza en los mercados financieros. Pero elegido a finales de noviembre, no tuvo tiempo de influir en la actividad económica. Para algunos medios, el Brexit y  Trump comienzan el 2017 con una desaceleración económica durante el primer trimestre. En cambio, para el Fondo Monetario Internacional, que acaba de revisar al alza el nivel de crecimiento esperado para este año y el 2018 de casi todos los países, sigue la recuperación. Interpretar los datos en positivo o negativo queda a la elección del lector… o del medio de comunicación de turno.

Mientras tanto, hay consenso en que España y el resto de la Eurozona han empezado bien el año. Buenos datos cuando las negociaciones comerciales y económicas desde Bruselas comienzan a tensarse con Londres. Y cuando parece que se resucita el acuerdo comercial TTIP con Estados Unidos.

El Reino Unido solicita el Brexit en un primer trimestre donde reduce a la mitad su ritmo de crecimiento

El PIB del Reino Unido creció al 0,3% durante los tres primeros meses del año, menos de la mitad del 0,7% que creció en el último trimestre del 2016. Se ha producido una reducción del consumo privado, que nota la subida de la inflación por la depreciación de la libra. Y aunque las exportaciones británicas se han visto favorecidas por ese motivo, las expectativas de inversión industrial registran su menor nivel en seis años. Señal negativa para el crecimiento futuro. ¿Un motivo más del adelanto de las elecciones decidido por May?

El Reino Unido creció el 1,8% en 2016. El FMI estima un crecimiento del 2% para 2017 y del 1,5% en 2018, por el impacto del Brexit.

En Estados Unidos, Trump no consigue trasladar la euforia bursátil a la economía.

Estados Unidos logró un crecimiento del 0,2% durante el primer trimestre del año. Mucho menor del 0,5% registrado durante los últimos tres meses del 2016. Es la tasa de crecimiento más baja en un primer trimestre desde hace tres años. La caída del consumo y la reducción de los inventarios de las empresas lastran la economía. No obstante, las exportaciones se mantienen fuertes beneficiadas por la recuperación del comercio mundial. El volumen del comercio internacional de mercancías crece a su mayor ritmo en siete años.

A pesar de estos datos, el FMI también apuesta por una mejora del crecimiento americano. Después de crecer un 1,6% en 2016, sus estimaciones lo elevan al 2,2% en 2017 y 2,4% en 2018.

España y la Eurozona, con paso firme.

El primer trimestre del PIB español es esperanzador. Crecimos a un ritmo del 0,8% respecto al trimestre anterior, una décima superior al 0,7% de los dos trimestres anteriores. Ya son catorce los trimestres consecutivos en positivo. Supone un ritmo anual del 3% que no parece que se vaya a mantener pero que el gobierno e instituciones locales creen que se quedará muy cerca. El consumo privado y las exportaciones siguen tirando de nuestra economía.

La economía española creció en 2016 un 3,2%. Y el FMI estima que crecerá al 2,6% en 2017 y se desacelerará al 2,1% en 2018. Aunque nuestra mejora competitiva por la devaluación salarial se haya agotado, no veo motivos a fecha  de hoy para esa caída en el ritmo de crecimiento.

España crecerá este año 2017 por encima del 1,7% que crecerá la Eurozona, según el FMI. Volveremos a superar a países como Alemania (1,6%), Francia (1,4%) e Italia (0,8%).

Pero, ¿hay que creerse todas estas cifras?

No. Las cifras relativas al pasado si podemos tomarlas como ciertas. Pero fijándonos en las tendencias más que en los valores absolutos. Porque, como buenos economistas, siempre podemos discrepar en su método de cálculo y en su interpretación. Como lo hacen los abogados con las leyes, las televisiones con las audiencias y los sociólogos con las encuestas.

¿Respecto a la previsiones? Las elecciones en Francia, en Alemania, Corea del Norte, Trump, el Brexit, el terrorismo, la corrupción, el cambio climático, etc. Que cada uno haga su lista de todo lo que va a ocurrir para explicar por qué las previsiones económicas difícilmente se cumplen.

14

Rafael Ramiro

Sobre mí
Leave a comment
Comments (4)
carlos perez castro • 9 meses ago

Rafa, el primer obstáculo ya se ha salvado; Macron ya es presidente, aunque lo va a tener crudo!!!

reply
Rafael Ramiro • 9 meses ago

Muy crudo... pero démosle un voto de confianza -:)

reply
Quique • 9 meses ago

Buen diagnostico Rafa ,pero todo es incertidumbre , quien saldra penalizado del Brexit Europa o UK????? Un abrazo.

reply
Rafael Ramiro • 9 meses ago

Los dos Quique. En los divorcios no suele ganar ninguna de las partes. Y en un mundo (y economía) globalizada, el tamaño importa. Un abrazo!

reply

Por favor, exprésate con amabilidad, todos lo agradeceremos.

By Daniele Zedda • 18 February

← PREV POST

By Daniele Zedda • 18 February

NEXT POST → 34
Share on