Loading
Loading

Hij@s universitari@s. ¿Qué y dónde estudiar?

Hij@s universitari@s. ¿Qué y dónde estudiar?

Una de las decisiones más importantes que tomamos en la vida es la de qué estudios universitarios cursar y dónde. Y lo hacemos con 18 años, cuando carecemos de criterio y experiencia para diferenciar entre distintas opciones. En los años 80, como es mi caso, la decisión era relativamente sencilla: número limitado de “carreras”, pocas universidades privadas y estudiar fuera de España era la excepción. Además, nuestros padres se limitaban a felicitarte por la elección hecha (los unos) o directamente te decían lo que tenías que estudiar y dónde (los otros). Hoy todo es más complicado y las familias con hij@s universitari@s se preguntan ¿Qué y dónde estudiar?

No esperéis una respuesta directa a una cuestión que debe ser analizada con tiempo y teniendo en cuenta el perfil del candidat@ y de la familia. Pero si quiero compartir los criterios utilizados y opiniones escuchadas durante estos años que llevo “inmerso” en el mundo universitario. Una “inmersión” como padre de hij@s universitari@s, como director de un centro universitario, como profesor y como alumno de doctorado.

¿Qué estudiar?

Bueno, la respuesta políticamente correcta es “lo que le guste”. Bueno, creo que esa es la base sobre la que empezar ese “trabajo de análisis”. Una tarea que debe comenzar cuando terminan la ESO (16 años) y que va a requerir adquirir y procesar mucha información. Porque ahora las opciones se han multiplicado y es imprescindible filtrar y segmentar. Tenemos que pensar en los conceptos más básicos que hay que considerar en la segmentación:

  • Número de grados: ¿Doble grado? ¿Grado y Master? ¿Grado y a trabajar antes de hacer un Postgrado?
  • Naturaleza de los grados: ¿Ingeniería y ADE? ¿Derecho y ADE? ¿Matemáticas y Economía? ¿Grado con base técnica, económica, creativa o humanística?
  • Programa Académico: ¿qué tipo de asignaturas, actividades prácticas, prácticas laborales y formato de impartición (online vs presencial)?
  • Idioma: castellano, inglés, bilingue
  • Tiempo a invertir: 3, 4, 5, 6 y hasta 7 años antes de “titularse” e incorporarse al mercado laboral o empresarial a tiempo completo.

Una vez “diseñada” la opción u opciones académicas que al candidat@ “le gustan”, creo que es importante que se dejen asesorar por las personas que les conocen de verdad. Sus padres, tutores u orientadores del colegio o personas cercanas que pueden aportarles esa falta de experiencia y conocimientos que se tiene a los 18 años. De esta manera, a lo que “les gusta” hay que enfrentarlo a sus:

  • Capacidades y habilidades personales que poseen y que les diferencia. Quiero decir que hay veces que no siempre se tienen las capacidades requeridas para cursar, por ejemplo, una ingeniería. O que el tipo de vida y de trabajo que realiza un médico no es igual al de Anatomía de Grey.
  • Intereses en el tipo de trabajo o función que se ven realizando cuando terminen sus estudios. En otras palabras, que si han entendido bien qué hace una persona que estudia ese grado.
  • Posibilidades de ejercer el tipo de trabajo para el que van a estudiar. Vamos, que si van a trabajan en lo que “les gusta”.

Este proceso es importante ya que más de 1 de cada 5 estudiantes que ingresan cada año en la universidad en España abandona o cambia de carrera. Una mayor involucración de los padres y orientadores ayudaría a mejorar esa estadística.

¿Dónde estudiar?

Esta es la otra parte de la cuestión. O, a veces, la única. Porque algunos candidat@s tienen claro dónde quieren estudiar y les importa menos el qué. Suele ser por acompañar a los amigos del colegio, por la buena reputación del centro, por la proximidad a casa o por indicación paterna.  No obstante, aquí también hay que considerar varios aspectos en la decisión tales como si:

  • Ofrecen el tipo de “opción académica” deseada
  • Va a ser factible que el candidat@ sea admitido, en base a su expediente académico y las pruebas o notas de cortes exigidas en años anteriores
  • El nivel académico del alumnado de la opción académica deseada es alto, lo que ayudará a exigir y mejorar los resultados de nuestro candidat@
  • La experiencia docente y pedagógica del profesorado es excelente, chequeando su adaptación a técnicas de “clase invertida” donde el alumno es el protagonista.
  • Existe un grado suficiente de internacionalización del alumnado y profesorado, que facilitará la “globalización” necesaria de nuestro candidat@
  • Hay posibilidad de acceder a programas de intercambio o estancias académicas extensas en otros países, que pueden permitir una doble titulación
  • Ofrecen programas de emprendimiento COMPATIBLES con la formación académica deseada. O emprendes o estudias, pero las dos cosas son difíciles de compaginar con 20 años. Pero es una capacidad que hay que desarrollar en España y donde las universidades deben jugar un papel principal.
  • Las opciones de salidas profesionales para prácticas y colocación definitiva son reales y en organizaciones serias y reconocidas
  • La calidad de las instalaciones generales y docentes es buena, con especial atención al uso de las nuevas tecnologías
  • El coste total de la docencia (y de los gastos de vivienda si no está en tu localidad de residencia) es asumible
  • El centro permite acceder a un plan de ayudas y becas (generales o propias del centro)

La consideración conjunta de estos aspectos puede resultar en la elección final de una universidad pública o privada. Aunque puede que para algunas familias este aspecto sea un criterio base que condicione la elección del resto de aspectos. Del mismo modo, puede que la decisión base sea estudiar en un centro fuera de España, donde sea más fácil integrar varios de los aspectos señalados.

Mi recomendación “genérica”

Aunque para cada candidat@ habría que hacer un análisis personalizado, sí que me atrevo a compartir algunas recomendaciones generales:

  • Conseguir una base “técnica”. Si el candidat@ tiene la capacidad académica para estudiar una ingeniería o grado STEM, que lo haga. Luego tendrá tiempo de aprender de marketing, gestión o economía. Pero al revés no es posible. Y en el mundo en que vivimos, tener una base técnica es fundamental. Todo va a estar conectado y es necesario entender cómo funciona. Si no es con un Grado, al menos cursando programas STEM complementarios
  • Estudiar en un ambiente “internacional”. Ya sea estudiando directamente todo o parte del grado en el extranjero. Ya sea en universidades privadas como en públicas. O accediendo a universidades y programas en España que permitan cursar parte de los estudios fuera y/o tener estudiantes extranjeros aquí. No es un tema de “aprender inglés”; es saber convivir, entender y trabajar en grupo con personas de otras culturas.
  • No retrasar el acceso a trabajar en “empresas” a tiempo completo. En el Reino Unido puedes estudiar Computer Science y Negocios en un programa de 4 años. Pero el tercer año supone trabajar a tiempo completo en una empresa, sin docencia. Es lo que se llama un programa “Sandwich”
  • Invertir tiempo en informarse y conocer la oferta existente. Al menos durante los 2 años de bachillerato. Hay programas excelentes en la universidad pública en España, incluso impartidos en inglés y con buenos programas de intercambio. Las notas de corte del último año os pueden dar una idea de los programas en donde destaca cada universidad. Y dentro de la privada, hay que conocer qué tipo de materias se incluyen en los miles de titulaciones que se ofrecen actualmente con nombres poco claros.
  • Aconsejar a vuestr@s hij@s. O dejar que vuestros padres y profesores os aconsejen. No se trata de imponer, si no de orientar. Y el trabajo en equipo es lo que se exige desde hace muchos años en todos los ámbitos de la vida. Creo que una decisión tan importante, a los 18 años, merece el esfuerzo de todos. Ánimo!

 

19

Rafael Ramiro

Sobre mí
Leave a comment
Comments (10)
Ismael Perona • 7 meses ago

Muy buena publicación y muy útil para aquellos que tenemos hijos que se acercan a la edad universitaria. El consejo sobre la base técnica me parece muy coherente.

reply
Antonio Dominguez • 7 meses ago

Rafael , muchas gracias por transmitirnos toda esta información que nos dará mucho que pensar. Es sin duda una de las cosas que más nos preocupan a los padres y orientarles bien es una de nuestras grandes responsabilidades.

reply
Felix • 7 meses ago

Interesante enfoque, gracias.

reply
José Martin Cabiedes • 7 meses ago

MAGNÍFICO post sobre algo que a todos nos interesa sobremanera.

reply
Pau Bermudez-Canete • 7 meses ago

Rafa, un post muy interesante ... especialmente para los que tenemos chicos a punto de empezar la universidad y sopesando las distintas opciones...Quiza otra reflexion mas adelante, con mas concrecion sobre los pros y contras de USA, UK, Espana?

reply
Rafael Ramiro • 7 meses ago

Gracias Pau!! Buena propuesta -:) Me pongo con ello. Un abrazo

reply
ALDO DE AVILA • 7 meses ago

Gracias, Rafael. Totalmente útil para mí con hijos adolescentes. Si pudieras en un próximo post recomendar alguna universidad privada... sin ánimo de publicitarla, sino de ayudarnos. Un abrazo

reply
Rafael Ramiro • 7 meses ago

Gracias Aldo. Arriesgado, pero lo intentaré! Con datos/info lo mas objetivos posible -:)

reply
María Paramio • 7 meses ago

Rafa, muy útil el artículo. Efectivamente se trata de una decisión compleja, y los que estamos empezando a informarnos nos sentimos un poco perdidos. ¡Muchas gracias!

reply
Rafael Ramiro • 6 meses ago

Gracias Maria! Cuenta conmigo para lo que pueda ayudarte -:)

reply

Por favor, exprésate con amabilidad, todos lo agradeceremos.

By Daniele Zedda • 18 February

← PREV POST

By Daniele Zedda • 18 February

NEXT POST → 34
Share on