Loading
Loading

Hij@s universitari@s: una formación integral para emanciparse

Hij@s universitari@s: una formación integral para emanciparse

Estamos en junio, época para los alumnos de “cosechar” todo el trabajo y esfuerzo realizado durante el curso. También fechas para terminar de decidir qué carrera estudiar y dónde hacerlo para los que han terminado bachillerato. Este tema ya lo traté en un artículo anterior. Pero much@s amig@s me siguen preguntando qué más deben hacer sus hij@s universitari@s para lograr una formación integral que les permita emanciparse. Pero, ¿queremos los padres realmente que nuestr@s hij@s se independicen y “abandonen el nido”? Creo que tod@s estamos de acuerdo en que les estamos formando para que un día puedan ser independientes. En lo que no nos ponemos de acuerdo es en cuándo debe llegar ese día.

Los jóvenes españoles se emancipan casi a los 30 años

Según vemos en el ranking elaborado por Statista en base a datos de Eurostat, nuestr@s hij@s saldrán de casa 5 años más tarde que sus compañeros franceses, alemanes o británicos. ¿Es mucho? ¿Poco? ¿Está bien? ¿Nos debe dar igual? Cada un@ tendrá su opinión, pero lo que está claro es que una carrera universitaria comienza a los 18 años y llega hasta los 23 o 25 años. Todo depende de lo buen estudiante que sea el alumno o de si hace un doble grado o una ingeniería.  Si queremos incluir ya un “master” como parte de la educación universitaria “básica”, también “entra”.
Pero los españoles, de media, salen de casa con mas de 29 años. Y eso que dentro de esta media están incluidos los alumnos que deciden no estudiar una carrera universitaria.

Factores que condicionan la decisión de emanciparse en España

Varios son los factores que determinan la decisión de nuestr@s hij@s de abandonar nuestras casas y “sus” habitaciones.
Sin pretender desarrollar una tesis doctoral sobre este tema, podemos pensar en:
Facilidad de acceso al mercado laboral o ayudas al emprendimiento. Este tema está muy comentado y no voy a añadir nada. Os recuerdo que cada vez habrá más trabajo pero menos empleo, por lo que hay que preparar a nuestr@s hij@s para que “vendan” su trabajo directamente a sus “clientes”. Su talento y capacidades van a poder ofrecerlas y desarrollarlas directamente gracias a los avances tecnológicos. Por tanto, no parece que a futuro vaya a ser más fácil “tener un empleo”.
Condiciones de ese mercado laboral. Tanto económicas como de flexibilidad horaria o posibilidades de formación y promoción. Aquí tod@s somos responsables del mercado laboral que dejamos a nuestr@s hij@s. Si facilitamos y alentamos los modelos de falsos autónomos mileuristas de la economía compartida, vamos por mal camino.
Acceso a la vivienda. De nuevo, la buena evolución de la economía y el fenómeno de compartir todo está presionando al alza el precio de la vivienda. Ya sea para comprar o alquilar. Y aunque nuestr@s hij@s ya no ven el alquiler como tirar el dinero, es muy difícil “igualar” las condiciones del “hotel paterno” en precio y prestaciones.
Cultura española o “mediterránea”. Aquí es donde yo quería llegar. Y donde más diferencias veo entre l@s amig@s que me piden consejo sobre los estudios universitarios.

¿Cuándo deben emanciparse nuestr@s hij@s?

Hay personas a las que les gustaría que sus hij@s no se fuesen nunca de casa. Hay otr@s que dicen eso, pero están deseando que se vayan de una vez. Y hay una mayoría de personas que están convencid@s que sus hij@s se marcharán “cuando toque”. El problema de este último grupo, en mi opinión, es que piensan que eso es una ley divina o un tema de fortuna que a cada un@ le toca por nacimiento.

Yo tengo mi opinión sobre “cuándo” quiero que mis hij@s se independicen. Pero me la guardo públicamente, aunque ell@s lo saben. Lo que comparto es mi contestación a las personas que me preguntan ¿cómo lo ves?

Educación universitaria vs formación integral

De nuevo, sin plantear un marco conceptual propio de una tesis, creo que los padres tenemos mucho que ver (y hacer) en la decisión de nuestr@s hij@s. Tanto en “la fecha” como en “la forma”. Y pasa por darles una formación integral que va más allá que una carrera universitaria en un centro reputado.

Para ilustrarlo, utilizo el ejemplo de una pareja de pájaros que crían a sus polluelos en el nido desde que salen del huevo. Los pájaros no sólo les dan cobijo, comida y cariño, también les dan “formación”. Y esta consiste en conocer cuanto antes las oportunidades y amenazas que existen en el exterior. Por ello les animan a empezar a volar y les acompañan en sus primeros escarceos, vigilantes. Pero con la idea clara de que cuando antes conozcan ese mundo exterior, antes querrán disfrutar de esas oportunidades por sí mismos. Les animan a conocer lo bueno que les espera fuera, pero dejándoles descubrirlo por sí mismos mientras les vigilan de cerca.

Este enfoque es el que deberíamos aplicar a nuestr@s hij@s. No sólo darles una buena educación universitaria, si no atrevernos a que lo hagan en centros fuera de nuestra ciudad y cuanto antes. De esta manera comenzarán a conocer cómo “funciona” el mundo exterior fuera del “nido de los papas”. Deberán empezar a manejarse con un presupuesto para comprar todas las cosas que hacen falta para vivir. Y conocer y valorar lo que cuesta cada cosa. Comenzarán a solucionar por sí mism@s muchos de los problemas para los que ya están preparad@s para responder pero que no lo practican porque los padres no les dejamos. Y empezarán a disfrutar de la libertad de poder decidir muchas cosas que ya deberían estar decidiendo ell@s mismos pero que nosotros “se lo facilitamos”.

Aplicar este enfoque también supone “animarles” a trabajar durante los veranos, fines de semana o compaginando estudios con trabajos. No sólo para “hacer currículum” o porque lo exige el plan de estudios, sino para que valoren lo que cuesta ganar unos euros siguiendo las reglas del mundo exterior. Y deben hacerlo manteniendo sus obligaciones “domésticas”, como hacemos tod@s. Pero creo que lo más importante es que sientan la satisfacción de comprobar que pueden hacer muchas cosas “de adultos” por sí mism@s. Y sin tener que esperar a terminar la carrera, el master y comprarse una casa para empezar a planteárselo. Una satisfacción que les empujará a ver la educación como sólo una parte más de una formación integral que debe permitirles lograr ser independientes cuanto antes.

En fin, que hay que dejarles volar cuanto antes para que quieran “querer volver al nido” todas las veces que haga falta y durante el resto de nuestras vidas.

8

Rafael Ramiro

Sobre mí
Leave a comment

Por favor, exprésate con amabilidad, todos lo agradeceremos.

By Daniele Zedda • 18 February

← PREV POST

By Daniele Zedda • 18 February

NEXT POST → 34
Share on