Loading
Loading

Trump y el Brexit aceleran los acuerdos comerciales de la Unión Europea

Trump y el Brexit aceleran los acuerdos comerciales de la Unión Europea

La Unión Europea sigue negociando distintos acuerdos comerciales con Japón, la India, México o los países del Mercosur. El proteccionismo de Trump y la puesta en marcha del Brexit aconsejan acelerar el cierre de estos acuerdos para consolidar el superávit europeo en el comercio internacional. A nivel de balanza por cuenta corriente, los europeos disfrutamos de un superávit positivo del 3,4% sobre el PIB en 2016. Récord histórico alcanzado, en parte, por la fuerte devaluación del euro.

Las consecuencias del Brexit y un TTIP en el congelador

Nadie sabe cómo afectará el Brexit a la posición comercial neta entre el Reino Unido y la Unión Europea. Pero sí parece que hay consenso en que el impacto será significativo. Actualmente, la balanza comercial entre ambas zonas es positiva a favor de Europa. Principalmente debido al superávit en el comercio de bienes, donde el resto de la Unión Europea es el principal mercado para el Reino Unido con casi el 50% de sus exportaciones. En el intercambio de servicios estamos equilibrados desde hace varios años.

En el caso de Estados Unidos, Trump no parece tener el acuerdo TTIP con Europa entre sus prioridades. Pero sí que ha avisado que el déficit comercial que arrastra la economía americana con Europa no es sostenible para él. El año pasado superó los €130 miles de millones. Y culpa principalmente a Alemania, acusandola de mantener un euro barato para conseguir ese superávit. En concreto, el superávit de Alemania con Estados Unidos alcanzó los €65 miles de millones el año pasado. Aunque este año ha comenzado a disminuir. ¿Efecto Trump?

Japón sí parece que quiere asegurarse su posición en Europa

Con Japón, los europeos llevamos negociando desde 2013 un acuerdo bilateral que no se termina de concretar. Principalmente por reticencias europeas respecto a la protección de datos y un acceso transparente a los concursos públicos en el país nipón. Por contra, Japón quiere que prevalenza su propuesta sobre la resolución de disputas comerciales. Japón es el segundo socio comercial de la UE en Asia después de China y el séptimo a nivel mundial. Mantenemos una balanza comercial ligeramente positiva a nuestro favor, principalmente por la exportación de servicios. El primer ministro Shinzo Abe ha manifestado su interés en cerrar este acuerdo durante este año 2017.

La India y China están en posiciones distintas

Con India las cosas también están paradas. Llevamos desde 2007 negociando un acuerdo que no se cierra por el aparente desinterés de ambas partes. Cosa extraña cuando la UE es el mayor socio comercial para la India (mucho gracias al Reino Unido). Para nosotros, la India es el noveno socio comercial. Tanto en el comercio de servicios como de bienes, el saldo lleva equilibrado varios años. En este caso, la UE es la que está mostrando un mayor interés. Y que, con las recientes medidas adoptadas por Narendra Modi, parece que se abre a la inversión extranjera. Pero la India quiere utilizar el Brexit para maximizar su posición negociadora respecto a la UE y el Reino Unido. Nada extraño, considerando los fuertes vínculos del Reino Unido con su antigua colonia.

¿Y China? En este caso es la Unión Europea la que juega un papel arbitral en las relaciones entre China y los Estados Unidos. Ambos países necesitan a Europa, y los intereses geopolíticos formarán parte de cualquier acuerdo comercial. En 2013 se iniciaron las negociaciones para alcanzar un acuerdo de inversión y colaboración entre ambos socios. Para la UE, China es el principal proveedor de productos a nivel mundial. Actualmente se intercambian mas de €1000 millones en mercancías al día. La asignatura pendiente es el intercambio de servicios, que no llegan a suponer ni el 10% del volumen en productos. Una oportunidad que Europa debe convertir en negocio para compensar el déficit comercial que sufrimos con el país de Xi Jinping.

Los países del Mercosur y México llaman a la puerta

Recientemente han sido los países agrupados en el Mercosur los que han visto una necesidad en asegurarse un acceso al mercado europeo. Liderados por Macri, no quieren esperar a conocer hasta qué punto Trump va en serio con sus amenazas proteccionistas. Actualmente las economías de esos países dependen enormemente del mercado americano, por lo que tienen una necesidad cierta. Pero es la UE la que parece que, en este caso, no tiene prisas y pone la fecha de 2018 para cerrar un acuerdo que se comenzó a negociar en 2010. Lo está haciendo con los cuatro países fundadores de Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay), con Venezuela relegada a mero país “observador”. Para esos cuatro países, la UE es su principal socio comercial, con un 21% del volumen de mercancías. Actualmente, el saldo comercial con esta zona está equilibrado.

¿Y México? Todos ya sabemos el papel que ha jugado este país en la elección de Trump como presidente de los Estados Unidos. Las condiciones del NAFTA están en revisión con el objetivo de equilibrar los resultados en términos de empleos y balance comercial entre ambos países. La Unión Europea puede aprovechar esa necesidad para actualizar el actual acuerdo comercial vigente desde el año 2000. Busca, entre otras cosas, que le ayude a recomponer su industria automovilística. Las conversaciones comenzaron en mayo de 2016 y esperemos que ayuden a consolidar el superávit comercial europeo con este país. Europa es el tercer socio comercial de México después de Estados Unidos y China.

El CETA con Canadá ya está en marcha

El CETA ya está aprobado y sólo queda la reafirmación de los parlamentos de los 27 países miembros de la UE. Algunos de los cuales tienen que solicitar la aprobación de sus parlamentos regionales, como la beligerante Vallonia. Esperemos que no haya sorpresas. Para Canadá, la UE es el segundo socio comercial después de los Estados Unidos. Canadá sólo es el socio número 12 de la UE, por lo que hay potencial para aumentar el negocio. El saldo comercial es positivo para Europa durante los últimos años.

Todos estos acuerdos son importantes para el futuro de la Unión Europea. Es el momento de trabajar para asegurarse una posición relevante en el nuevo orden mundial que se está construyendo. Estados Unidos, China, Reino Unido y otros países como Rusia, India y Rusia quieren ganar posiciones a costa de Europa. No debemos permitirlo. Y España tiene una gran oportunidad de recuperar su relevancia internacional liderando a la Unión Europea en la construcción de estos acuerdos comerciales.

5

Rafael Ramiro

Sobre mí
Leave a comment
Comments (1)
Javier • 1 año ago

Muy ilustrativo, totalmente de acuerdo, o europa espabila o los piratas que viven en la isla nos espabilan al continente.

reply

Por favor, exprésate con amabilidad, todos lo agradeceremos.

By Daniele Zedda • 18 February

← PREV POST

By Daniele Zedda • 18 February

NEXT POST → 34
Share on