Loading
Loading

Un nuevo Orden Mundial: China y Rusia quieren reemplazar a Estados Unidos y Europa

Un nuevo Orden Mundial:  China y Rusia quieren reemplazar a Estados Unidos y Europa

Esta semana estamos sufriendo en España y Europa los rigores de la tormenta Emma. Sus efectos adversos están siendo puntuales y de corta duración y, por el contrario, tendrá un impacto muy positivo en nuestros sedientos embalses. Pero otro tipo de tormenta nos debe preocupar mucho más. Es la que se lleva gestando durante años en torno a un posible cambio en el orden mundial establecido después de la Segunda Guerra Mundial. Un nuevo orden mundial liderado por China y Rusia, que quieren reemplazar a Estados Unidos y Europa en las tareas de mando.

Parece que China y Rusia están cumpliendo su agenda interna y consolidando el liderazgo de Xi Jinping y Putin. En cambio, Estados Unidos y Europa se están convirtiendo en una jaula de grillos y se lo estamos poniendo bastante fácil. Un repaso a varias noticias publicadas esta semana nos debería hacer reflexionar.

El liderazgo interno de Xi Jinping es incuestionable

El líder chino ha conseguido un estatus interno al nivel de Mao Zedong o Deng Xiaoping. En los próximos días se aprobará la supresión del límite de dos mandatos para la Presidencia china. Un cambio legislativo que Xi Jinping ha conseguido en tiempo record. Y que le permitirá perpetuarse en el puesto. Además, lleva casi dos años depurando el poder de los empresarios multimillonarios que no respetan las líneas de actuación marcadas por su gobierno. Quiere que concentren sus inversiones en China y le ayuden a construir el mayor mercado nacional del mundo.

Hacia el exterior, Xi Jinping ha puesto en marcha su propio “Plan Marshall” denominado “Belt & Road”. Este plan ofrece inversiones millonarias en proyectos de infraestructuras e industriales a los países que quieran estrechar lazos con China. Una oferta de inversión que los gobiernos reciben con agrado y que permiten a las empresas chinas expandirse al exterior.

Putin ya ha conocido cuatro presidentes americanos

La popularidad y poder interno de Putin también están en máximos. Su victoria en las próximas elecciones presidenciales está descontada. Y esta semana ha querido enviar un mensaje de fortaleza a la comunidad internacional con la presentación de un nuevo misil intercontinental.

Rusia está influyendo en las elecciones de Estados Unidos, Francia, Alemania o en las de este domingo en Italia. Y quiere recuperar el papel influyente que tuvo en los tiempos de la URSS. Para ello necesita una Europa débil y desunida a la que le pueda devolver los desagravios sufridos por todos estos años de bloqueo.

Trump desata una posible guerra comercial

Ante el liderazgo sólido en China y Rusia, Trump es el presidente americano peor valorado de la historia en un inicio del segundo año de mandato. Esta baja popularidad interna probablemente habrá sido una de las razones que le han animado a provocar una posible guerra comercial a nivel global. Esta semana ha anunciado la imposición de un arancel del 25% a las importaciones del acero. Y este anuncio ha provocado la reacción de Mexico, Canada o la Unión Europea amenazando con lanzar represalias con medidas similares.

Todavía no está claro a qué países les afectará esta medida, pero lo que no hay duda es que a China no le afecta. Según vemos en el gráfico de Statista, el país asiático es uno de los que menos exporta ese metal a Estados Unidos. Entonces, ¿a qué juega Trump?

Europa no sabe a lo que juega; o lo que se juega

¿Y a qué juega Europa? Probablemente no sabemos a qué jugamos para seguir siendo una de las regionales líderes a nivel mundial. Y tampoco somos conscientes de lo que nos estamos jugando. Todos hemos crecido en un entorno donde la cultura occidental europea y americana es la única guía posible. Pero eso puede cambiar, como pasó con la caída de los romanos, españoles, franceses o ingleses a lo largo de la historia.

El Brexit no nos puede traer nada bueno

Esta semana el Brexit ha dado otro paso en falso. A un año prácticamente de la fecha de salida oficial del Reino Unido de la Unión Europea, todavía no sabemos cual va a ser la relación futura. Ni siquiera el periodo de transición. La Unión Europea ha publicado una propuesta (al menos es una propuesta!), pero en el Reino Unido ni siquiera se ponen de acuerdo para criticarla. Falta de liderazgo y mucha desunión en el Reino Unido de Theresa May. Y alto riesgo de confrontación directa con el resto de Europa.

Alemania pierde liderazgo

En Alemania siguen sin formar nuevo gobierno. El liderazgo interno de Merkel cada vez es menor, así como su posibilidad de liderar Europa. Este domingo veremos si las bases del SPD de Schulz aprueban la propuesta de formar un gobierno de coalición con la CDU de Merkel. Esperemos que así sea y no se abra una nueva crisis interna en Europa

Italia perdió el liderazgo hace mucho tiempo

También este domingo se celebran elecciones en Italia. Difícilmente se podrá formar un gobierno sólido y estable que pueda apoyar unas políticas que hagan más fuerte a Europa. De hecho, todo parece indicar que el resultado de estas nuevas elecciones perpetuará la inestabilidad política interna de una Italia en decadencia

Francia y Europa se ponen en manos de Macron

Casi un año después de su entrada en el Eliseo, Macron sigue manteniendo un buen dato de apoyo popular. Los buenos datos de crecimiento económico de Francia y los problemas internos en el resto de los países europeos han permitido al mandatario francés consolidar su imagen de líder europeo. Pero todavía estar por ver si es más por valía propia o por falta de liderazgo alguno en la política europea.

¿Y España?

Pues España es diferente. Después de más de dos años con un gobierno en minoría “achicando corruptos”, una oposición irresponsable y media Cataluña enfrentada con la otra, seguimos creciendo por encima del 3%. Pero seguimos siendo irrelevantes a nivel Europeo y, mucho menos, a nivel mundial. Y digo esto a pesar del “ascenso” del ministro De Guindos a las élites de las autoridades comunitarias.

Por desgracia, los españoles no vamos a poder influir en lo que hagan Xi Jinping, Trump y Putin durante los próximos años. Suficiente vamos a tener con arreglar nuestros problemas internos y esperar a que la Unión Europea no siga descomponiéndose. Ya no es un problema de nuestros políticos. Es lo que decidimos los propios votantes cuando nos piden votar en el Brexit, Cataluña, Italia o la Gran Coalición de Alemania.

10

Rafael Ramiro

Sobre mí
Leave a comment
Comments (4)
Mercedes • 7 meses ago

Muy interesantes tus reflexiones.

reply
carlos perez castro • 7 meses ago

Hola Rafa; ya se ve la receta para que los países vayan bien: mucho poder de los mandatarios, y mandatos largos (justo lo contrario a lo que hacemos en Europa y EEUU!!!!.....jjjjjj) Lo de Europa es preocupante (espero que estas situaciones de debilidad fuercen a los gobiernos para tomar medidas que nos hagan más fuertes en el futuro, aunque si llegamos tarde lo vamos a pagar caro), pero lo que si me parece de verdad dramático es lo de España y su peso en el exterior; con sus virtudes y defectos durante el gobierno de Aznar, España dio un paso adelante en política exterior muy importante, que tanto Zapatero como Rajoy se han encargado de dilapidar; creo honestamente que Rajoy lo ha tenido más difícil porque coge el pais en una situación muy delicada económicamente y a las puertas de un rescate, pero si aquí se presenta a través de una TV de plasma, no quiero pensar lo que debe haber sido en el exterior. Por cierto, lo más llamativo de la medida e TRUMP, no es casi no hacer daño a China, sino hacérselo a su vecino más potente; no crees? Un abrazo!

reply
Juan • 7 meses ago

Fiel reflejo de lo visto en las noticias, pero que solo son oídas y no escuchadas.

reply
rafael • 7 meses ago

Gracias por vuestros comentarios. Incluso avisando de erratas en el texto -:)

reply

Por favor, exprésate con amabilidad, todos lo agradeceremos.

By Daniele Zedda • 18 February

← PREV POST

By Daniele Zedda • 18 February

NEXT POST → 34
Share on