" /> Brexit: ¿Una oportunidad para la empresa española?
Loading
Loading

Brexit: ¿una oportunidad para la universidad española?

Brexit: ¿una oportunidad para la universidad española?

Nadie sabe cómo afectará el Brexit a la posición comercial entre el Reino Unido y España y, por consiguiente, a las empresas españolas. Entre otros motivos, porque se tiene que confirmar el Brexit antes de que la Unión Europea y el Reino Unido negocien las nuevas condiciones que regirán las relaciones futuras entre ambas partes. Además, el impacto indirecto que el divorcio británico tenga en los acuerdos con terceros países añade más dificultad para anticipar el efecto neto futuro para nuestras empresas. Todo, en plena guerra comercial entre China y Estados Unidos, que añade todavía más incertidumbre. Ante este panorama de múltiples negociaciones con resultado imprevisible, lo mejor que puede hacer la empresa española es prepararse para aprovechar las oportunidades que van a surgir. Esa es la obligación, o necesidad, de cualquier propietario o equipo directivo.

Lo que sí parece claro es que habrá un primer impacto negativo en determinados sectores que dependen del Reino Unido como comprador o proveedor de productos y servicios. Por ejemplo, el turismo británico supone cerca del 22% de los más de 80 millones de extranjeros que visitan anualmente nuestro país. También están en riesgo las empresas agroalimentarias, químicas, energéticas y del transporte. No obstante, sectores como el de la automoción y su industria auxiliar pueden sufrir un efecto mixto. Por un lado, las fábricas de componentes en el Reino Unido de empresas como Gestamp lo tendrán más difícil para seguir integradas en las cadenas de producción europeas. Por el contrario, los impedimentos que el Brexit genere en las plantas de producción de automóviles, como Volskwagen, pueden desviar capacidad productiva hacia España y favorecer a nuestras empresas locales, muchas de ellas pymes.

Una oportunidad para la universidad española

Pero cualquier cambio abre oportunidades. Y hay sectores que se pueden ver muy beneficiados por un Brexit que termine con una modificación sustancial de las condiciones competitivas actuales. Por ejemplo, el sector de la educación universitaria española puede ser uno de ellos. De las más de 18.000 universidades que existen en el mundo, entre las 100 primeras no aparece ninguna española; apenas una treintena, si lo ampliamos a 500. El Reino Unidos y Estados Unidos lideran este sector, pero las recientes trabas a la inmigración y las guerras comerciales pueden jugar a favor de nuestras universidades. Hoy, si un estudiante de la Unión Europea quiere estudiar en Inglaterra, debe abonar 9.250 libras anuales. Cualquier otro estudiante extranjero paga de media unas 25.000 libras.

Países como Francia o Alemania ya están atrayendo parte del negocio financiero o de la automoción que está abandonando el Reino Unido. No se sabe el impacto final del Brexit en las condiciones para estudiar en el Reino Unido. Pero si los estudiantes de la UE pierden las ventajas actuales, la opción de estudiar en España ganará atractivo.

15

Rafael Ramiro

Sobre mí
Leave a comment

Por favor, exprésate con amabilidad, todos lo agradeceremos.

By Daniele Zedda • 18 February

← PREV POST

By Daniele Zedda • 18 February

NEXT POST → 34
Share on