Loading
Loading

España: necesitamos aumentar nuestra inversión directa en el exterior

España: necesitamos aumentar nuestra inversión directa en el exterior

El orden económico mundial se está reinventado. Escuchamos muchas voces a favor del proteccionismo y de primar nuevos acuerdos bilaterales en detrimento del multilateralismo gobernado por la Organización Mundial del Comercio. Necesitamos que España sea actor principal en este proceso. Y para ello las empresas españolas tienen que aumentar su inversión directa en el exterior.

¿No es suficiente exportar mucho y mantener un saldo exterior positivo?

Que las empresas españolas inviertan fuera en lugar de en España suena, en principio, mal. Todos queremos que haya inversión en nuestro país para que haya trabajo y riqueza. Y se va consiguiendo, con una aportación positiva de la inversión al crecimiento del PIB español desde el 2014. No obstante, necesitamos mejorar nuestro marco regulatorio legal, fiscal y laboral para que las empresas españolas y extranjeras sigan invirtiendo aquí.

Pero este hecho no debe frenar la necesaria presencia de nuestras empresas, con sus profesionales, en el exterior. Llevar cuatro años consecutivos aumentando las exportaciones, que ya alcanzan el 33% del PIB en 2016, no es suficiente. Es una buena noticia haberlo conseguido en un entorno de desaceleración del comercio mundial, pero la mejora de competitividad internacional vía la devaluación interna de los factores productivos ya ha agotado su recorrido. La inflación ya ha repuntado y los salarios van a comenzar a recuperar el poder adquisitivo perdido por la mejora económica y la presión populista en Europa. Incluso en China los costes salariales ya han superado a países como Brasil, Argentina o México.

Ese aumento de las exportaciones, que incluyen los ingresos por turismo, han logrado que disfrutemos de un creciente superávit comercial por bienes y servicios. Pero necesitamos una balanza por cuenta corriente positiva para reducir nuestra deuda exterior y, por tanto, ganar en independencia financiera. Y este indicador, aunque positivo en 2016 por el superávit comercial, todavía mantiene un componente negativo en el déficit en las rentas del trabajo, capital y transferencias. En otras palabras, salen de España más recursos por dividendos, intereses, salarios a no residentes o remesas de inmigrantes de los que entran.

¿Tenemos que aumentar nuestra inversión directa en el exterior para asegurarnos una balanza por cuenta corriente positiva?

No necesariamente, si lográramos ampliar en mucho el superávit comercial. Pero nuestra dependencia energética exterior, con el precio del petróleo al alza y un euro deprimido, no nos lo permite. Invertir fuera si lo puede lograr, y con efectos sostenibles a largo plazo. Veamos tres razones por las que un aumento de la inversión directa en el exterior mejoraría nuestra posición competitiva internacional, ahora que se están revisando las relaciones geopolíticas y económicas entre países y regiones.

Consolidar un superávit por cuenta corriente. Realizar inversiones en el exterior, mediante compra de empresas o creación de filiales propias, permitiría aumentar el flujo futuro de entradas por dividendos o transferencias desde el extranjero. España, como país, mejoraría su posición negociadora respecto al futuro de la Unión Europea y sus relaciones con Estados Unidos, China o Rusia. Y con ello, un apoyo institucional que necesitan muchas empresas para entrar en mercados como el asiático.

Mejorar la competitividad de las empresas. Diversificar geográficamente la producción y distribución  de un negocio reduce el riesgo empresarial. Además, invertir en países en desarrollo permite ganar en eficiencia accediendo a recursos más económicos. Y cuando la inversión se realiza en países avanzados, como ya están haciendo las empresas españolas con Estados Unidos,  facilita incorporar o mejorar sus capacidades internas en innovación.

Evitar futuras barreras arancelarias. Nada es descartable, y menos si hablamos de Trump, Putin o Xi Jinping. Un hipotética guerra comercial por el incremento del nacionalismo económico conllevaría un aumento de los aranceles a la importación. Sólo estando presente en esos mercados podrían nuestras empresas eludir una guerra arancelaria. Y así poder seguir participando de unos mercados que de otra manera serán más difíciles de abordar.

¿Está ayudando el gobierno español?

Parece que nuestro gobierno quiere asegurarse que formemos parte del grupo de países que lideren la nueva Unión Europea post-Brexit. Aplaudo la intención, aunque falte liderazgo y determinación. Claramente es el momento de dar un paso firme y ganarse un papel relevante en las negociaciones de la Unión Europea con el Reino Unido, Estados Unidos, China, Japón y Rusia. Estos bloques van a decidir cómo será el nuevo orden mundial y, por tanto, el comercio e inversión internacional. Tenemos que recuperar nuestra relevancia internacional.

Y mientras tanto, ¿Qué están haciendo nuestras empresas?

La inversión directa en el exterior de las empresas españolas ha seguido una tendencia creciente después del parón sufrido por la Gran Recesión. El stock de las inversiones directas realizadas en el exterior alcanza ya casi el 50% del PIB español, la mayor parte localizada en Europa y en menor medida en Latinoamérica. Pero es Norteamérica la región que más está atrayendo el interés inversor de nuestras empresas durante los últimos años. Y Asia-Pacífico sigue siendo una asignatura pendiente. Esperemos que no nos pase con Asia lo que nos ha pasado con el aprendizaje del inglés y otros idiomas. Os dejo con varios ejemplos de operaciones en el exterior realizadas recientemente por nuestras empresas.

Anuncios recientes de operaciones de inversión directa en el exterior de empresas españolas

Europa

 

Asia Pacífico

 

Latinoamérica

 

Norteamérica

9

Rafael Ramiro

Sobre mí
Leave a comment
Comments (6)
Joaquin Rosel • 1 año ago

Muy buen artículo, Rafa. Coincido plenamente en que hay que estar presentes (y para eso son fundamentales nuestras empresas) en el nuevo orden económico mundial que se está gestando. Ahora bien, en mi modesta opinión, creo que para mejorar definitivamente nuestra posición en el exterior y nuestras capacidades de financiación, el punto más relevante a solucionar es un problema estructural de la economía española: nuestra dependencia energética, con todas las implicaciones que la misma conlleva. Como no solucionemos esto...

reply
Rafael Ramiro • 1 año ago

Gracias Joaquin! Si, hay muchos frentes donde hay que mejorar. Hacia dentro y hacia fuera. Tarea dura pero los españoles tenemos un caracter que nos ayuda a poder conseguirlo.

reply
MIGUEL ÁNGEL MEDINA • 1 año ago

Enhorabuena por el artículo, Rafa. No soy ningún experto en temas económicos, pero como un ciudadano de la calle, aún reconociendo la necesidad de estar presente (nuestras empresas) en el orden económico mundial; antes abogaría por poner orden internamente. El entramado de autonomías, con todo lo que conlleva de gasto, y mala distrubución de recursos; creo que lastra la aparición de emprendedores nacionales y de inversión extranjera.

reply
Rafael Ramiro • 1 año ago

Gracias Miguel Angel. Así es. Tenemos que trabajar en varios frentes, internos y externos.

reply
Alvaro • 1 año ago

Gracias Rafa por tu articulo - llevo 12 agnos en Dubai (mi teclado sigue sin tener la "egne"!) y no puedo estar mas de acuerdo. Algo que me fastidia bastante es comprobar la falta de PYMES espagnolas (facturado de Eur. 10-50 millones) por estas latitudes - mientras empresas inglesas, alemanas, francesas e italianas hay en cantidad - desde productos agricolas, recambios para automobiles, equipos industriales, pinturas, etc. Lo comentaba el otro dia con un ejecutivo de una empresa de telecomunicaciones de Dubai y su respuesta fue "el espagnol no es tan echado para adelante como los italianos, ingleses, franceses y alemanes". Pues entonces que hemos hecho durante los ultimos 500 agnos en Iberoamerica? Las PYMES espagnolas , al igual que las grandes empresas, como apuntas tu Rafa, tienen que internacionalizarse o arriesgan no formar parte del futuro mapa del comercio. Nunca ha sido tan barato viajar al extranjero - hace falta ganas de expansion de mercados!

reply
Rafael Ramiro • 1 año ago

Alvaro, muchas gracias por tu comentario. Añade muchísimo a lo escrito, especialmente viniendo de un profesional como tú que lleva tanto tiempo fuera. Como dices, es cuestión de "echarle p´alante". Un abrazo!

reply

Por favor, exprésate con amabilidad, todos lo agradeceremos.

By Daniele Zedda • 18 February

← PREV POST

By Daniele Zedda • 18 February

NEXT POST → 34
Share on